“La vía tiene algo de mágico, mezcla de desafío y curiosidad, que una vez que te atrapa ya nunca te abandona”

sábado, 5 de abril de 2014

Chapaleofú - FCS


Siguiendo el derrotero de la vía entre Las Flores y Tandil, y una vez visitada la linda estación Miranda… está Chapaleofú!!  Son 15 los kilómetros de tierra que separan a estos dos lugares, sin embargo a nosotros el viaje nos llevó casi 5 años y medio. Esto fue así ya que en nuestro primer viaje allá por el año 2008, Chapaleofú no pudo ser visitada. En aquella ocasión pasamos de largo ya que debíamos llegar a la ciudad de Azul para una visita a Claudio Marcos, un amigo que con mucho esfuerzo edita y distribuye un periódico llamado “El Tedinés”, que retrata los hechos que se suceden en la zona de Azul, Chillar, Benito Juárez, Tedín Uriburu y alrededores. (http://www.eltedines.com.ar/).-

Recorte plancheta I.G.M. - Año 1954

El destino quiso que hace unos días atrás, en marzo de 2014, pudiéramos completar la hoja del álbum con esta figurita que nos era difícil conseguir.
Chapaleofú es un paraje ubicado a 23 Km. de la ciudad de Rauch, dentro del Partido del mismo nombre. No hay pueblo establecido en el lugar, solo la estación del Ferrocarril del Sud (FCS), algún establecimiento rural y la Escuela Nro.11.
El origen del nombre se relaciona con el Arroyo Chapaleofú que riega las tierras de la zona desde su naciente en las Sierras de Tandil hasta su descanso en el Canal 12, y significa “río montañoso”  o “río pantanoso”.
Finca ubicada frente a la estación
Para llegar a la estación Chapaleofú es necesario bordear el predio ferroviario, transitando una larga calle de tierra donde solo se aprecian un conjunto de construcciones casi abandonadas a la izquierda, parte de una finca rural que parece ir apagándose de a poco y el monte que aparece a la derecha y quiere apropiarse de lo poco que queda de ese pasado de gloria ferroviaria. 


Estación Chapaleufú: vista hacia Miranda
Todo es abandono en el lugar, solo las vías limpias parecen recordarnos para que estábamos allí. La estación y el entorno nos atrapan. Los sonidos del campo nos envuelven. Un arreo de vacas de un potrero a otro se anuncia a voces en el campo de enfrente. La calle de tierra se estremece brevemente por el paso de los ocasionales vehículos, levantando una tenue nube de polvo. Nadie se detiene. La estación es sólo una ruina, abandonada y lacerada. Miramos insistentemente de lado a lado, hacia Las Flores, después hacia Rauch, pero la vía brilla solitaria y no nos regalará el paso de un tren, como ocurrió en Plaza Montero.


El 1º de Agosto de 1891 el FCS libra al servicio la línea Las Flores – Tandil, siendo una de sus intermedias, Chapaleofú, ubicada a 252 kilómetros de Plaza Constitución. Habilitada como estación de 2da. Categoría, prestó servicios de pasajeros, encomiendas, cargas, hacienda y telégrafo. La estación despachaba fundamentalmente ganado en pie, y en menor medida, cereales (trigo, lino y maíz).
Vista del lado calle
La primera imagen de la estación desanima, ya que el techo de la galería ya no se encuentra en su lugar, pero… después de tanto recorrer y ver tantos edificios desfigurados, vandalizados o derrumbados… ya se nos hizo costumbre, una lamentable costumbre.El resto del edificio, si bien tiene síntomas de abandono, está en condiciones regulares y el galpón de cargas lentamente está siendo copado por la vegetación. Soñamos despiertos, nos evadimos del presente que lastima y nos transportamos a las décadas de 1930 y 1940, cuando se produjo el momento de mayor auge de Chapaleofú, con la aparición de varios acopiadores de aves y frutos del país, tambos y cremerías, el establecimiento de una fábrica de quesos y de los almacenes de Bassagaisteguy y Vicente Pollio y la herrería de Eugenio García. 

El andén de Chapaleufú, hoy ya sin techo


Chapaleofú también contó con una panadería, una carnicería y un destacamento de policía. La cuestión cultural y deportiva se canalizaba a través del Club Juventud Unida. Casi nada de ello queda hoy en Chapaleofú… como en muchos otros sitios solo queda ese silencio que cuenta historias de tiempos mejores... 
Ese silencio que deja la soledad después del tren… 



DATOS GENERALES
Cota de Riel
80,15 metros sobre el nivel del mar
Galpones
Cargas generales
128 m² (propios de la empresa)
Cereales
 No posee
Cantidad de Bretes
1
Corrales
215 m²
Cantidad de Bebederos
1
Estanques
24,51 m³
Rampas
De costado
1
De punta
Ninguna
Longitud de Vías
Segunda
660 metros
Auxiliares
545 metros


La vía infinita...
Así se ve hoy el acceso a la estación
El tanque de agua imponente y el típico cartel del FCS
El marco de palancas inmóvil para siempre
La galería de la estación ya no tiene pasajeros ni techo para cobijarse
Galpón de cargas generales
Un testigo fiel del paso de la historia por el lugar


Agradecimiento:

a Marcelo Arcas por compartir con nosotros todo lo que sabe del tema!!!



2 comentarios:

  1. Exelente informe, fotos, espectacular, los felicito

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias, Gastón!!
    Abrazo
    Marcelo y Alejandro

    ResponderEliminar